Por Enduro Training.

Pilotos, continuamos con el segundo capítulo del dolor de antebrazos, donde hablamos de la sintomatología y las causas fisiológicas del Arm Pump.

Una vez entendida de forma muy sencilla este concepto, vamos a ir mucho más allá y vamos a intentar solucionar dichos problemas encima de la moto.

En primer lugar, destacar que todos los pilotos hemos sentido esa sensación de hinchazón, presión, dolor y rigidez en el antebrazo que nos ha obligado a parar la manga. Es una obviedad: el antebrazo aparte de realizar el movimiento de los dedos (flexión y extensión), además recibe vibraciones, estabiliza, gira la muñeca para acelerar… recibe muchísima demanda un tejido que normalmente, fuera del ámbito del motociclismo no recibe.

Por eso es esencial que nuestro tejido se adapte. Si lo máximo que has hecho es una manga de 5 minutos, no te pongas como meta correr una manga de 20 minutos (al menos al mismo ritmo). A nadie se le ocurre tirar en press de banca con 100 kilos si lo máximo que ha tirado antes ha sido con 25. No pretendamos salir únicamente los domingos sin hacer nada entre semana y que no nos duela o nos impida hacer la actividad los ante brazos u otra estructura, no pidamos peras al olmo.

Por tanto, la progresión y trabajo tanto dentro como fuera de la moto es fundamental. Otro aspecto importante antes de indagar más es el calentamiento. De igual forma, nuestros antebrazos no están preparados para coger la moto y empezar la manga. No les damos tiempo a prepararse, no les avisamos, y cuando queremos que respondan es demasiado tarde. Por ello, un buen calentamiento es fundamental para evitar ese dolor de antebrazos sobre todo en los primeros momentos de nuestra salida.

Finalmente, una vez aclarados que son necesarios los procesos de adaptación del tejido y calentamiento, vamos a ver cómo la literatura científica nos da más armas para combatir este Arm Pump. Las dejaremos aquí abajo y en el siguiente capítulo las comentaremos y abordaremos una a una:

ADAPTACIONES DEL SETUP DE LA MOTO

  • Cambiar el manillar: las motos más antiguas tenían manillares de acero, cambiar a titanio o barras flexibles a menudo ayuda (más flexibilidad más disipación de fuerzas).
  • Cambiar la posición de agarre: generalmente más ancho, pero a veces los agarres más estrechos pueden ayudar más, dependerá de la biomecánica del sujeto y técnica del mismo.
  • Cambiar la posición de las manetas de embrague y freno.
  • Cambiar los amortiguadores o el setting de los mismos, para facilitarnos el control de la moto, reducir vibraciones y disminuir la exigencia física para controlar la moto por parte del piloto.
  • Aumentar el espacio de los dedos en el guante, es decir, usar guantes más holgados o al menos que no nos presionen.

 

ADAPTACIONES DEL PILOTO

  • Desarrollar óptimas técnicas y habilidades encima de la moto: es decir, mejorar la técnica encima de la moto.
  • Desarrollar la fuerza del CORE y la fuerza de las extremidades inferiores. En esto nosotros somos los expertos que necesitas.
  • Aumentar el tiempo (volumen) y reducir la intensidad encima de la moto. Como hemos dicho antes, dar tiempo al tejido a adaptarse, ya sea como calentamiento o como parte del proceso de entrenamiento.
  • Aumenta la resistencia de agarre de los antebrazos. Aquí también te podemos ayudar mucho.
  • Usar más de 1 o 2 dedos en las palancas de embrague y freno. A más dedos, más disipación de presión, lo que podrá ayudarnos bastante.
  • Usar las extremidades inferiores más y las extremidades superiores menos: es decir, no llevar tanto la moto agarrada con los brazos sino apretar piernas usar el tren inferior para llevarla.
  • Encontrar sitios donde el agarre se pueda relajar con seguridad o donde podamos extender los dedos; es decir, hacer pequeños descansos en sitios más seguros donde no nos exijan tanto o que conozcamos mejor.
  • Estirar antebrazo y muñeca. Aquí también te podemos ayudar bastante.

 

En el siguiente capítulo, abordaremos y recapitularemos cada una de las siguientes estrategias.

Bibliografía.

Humpherys, J., Lum, Z., & Cohen, J. (2018). Diagnosis and treatment of chronic exertional compartment syndrome of the forearm in motocross riders. JBJS reviews6(1), e3.

Goubier, J. N., & Saillant, G. (2003). Chronic compartment syndrome of the forearm in competitive motor cyclists: a report of two cases. British journal of sports medicine37(5), 452-454.

Ascensão, A., Azevedo, V., Ferreira, R., Oliveira, E., Marques, F., & Magalhães, J. (2008). Physiological, biochemical and functional changes induced by a simulated 30min. off-road competitive motocross heat. The Journal of Sports Medicine and Physical Fitness, vol. 48, ex. 3, p. 311-319.

Sarmento, G. M., & Neto, A. L. (2020). Motorsports by Motorcycles. In Injury and Health Risk Management in Sports (pp. 593-598). Springer, Berlin, Heidelberg.