Por Enduro Training.

Sentirnos cómodos y llevar una buena postura sobre nuestra moto es algo fundamental, y para ello un elemento clave de nuestra moto es el manillar. La función de este elemento no solo pasa por tener algo a lo que agarrarnos mientras pilotamos, sino que además es uno de los puntos principales sobre los que tomamos el control de nuestra moto.

A pesar de lo que muchos pilotos creen, la colocación que llevemos tanto del manillar como de los elementos que este lleva consigo (acelerador, freno y embrague) afecta en gran medida a nuestro pilotaje, y por tanto es algo a lo que todos nosotros como pilotos deberíamos dar una gran importancia.

Una mala colocación de nuestro manillar puede provocarnos un agarre menos eficiente de nuestra moto, lo que se traduce en un tren delantero más inestable, incluso puede favorecer dolores en los antebrazos como ya os contamos en anteriores blogs.

Dependiendo de la disciplina que practiquemos nuestras necesidades cambian aunque también encontramos otros factores que pueden influir en el modelo de manillar y posición que se adapten mejor a nosotros.

Ventajas e inconvenientes de un manillar alto.

Generalmente, un manillar alto será más cómodo a la hora de empujar la moto en trialeras y nos aporta algo más de agilidad en dichos contextos, sin embargo la moto se vuelve algo más torpe en el paso por curva.  Por tanto podría ser un manillar más aconsejable para hacer “hard enduro”.

Ventajas e inconvenientes de un manillar plano.

Un manillar con poca altura nos dará mucha agilidad en los giros, lo que aportara un gran beneficio a nuestro paso por curva, pero puede resultarnos algo incomodo en zonas de grandes  trialeras.  Este tipo de manillar podría adaptarse bien a nosotros si el enduro que acostumbramos a hacer es un enduro más tradicional.

Cómo colocar el manillar:

También tiene una gran influencia en nuestro pilotaje el ángulo en el que llevemos colocados el manillar y los mandos que van situados en este, ya que si llevamos el manillar rotado hacia delante en exceso, girar con nuestra moto se convertirá en una tarea bastante costosa. En cambio sí va rotado hacia nosotros en exceso no lucharemos tanto con la moto a la hora de realizar giros, pero al afrontar obstáculos (troncos, escalones, rampas de motocross, etc.) la moto pierde mucha estabilidad.

Por tanto lo más recomendable es que el manillar al igual que las manetas de freno y embrague este colocadas de tal forma que sigan una linea recta respecto a nuestros brazos colocados en una correcta posición.

Si quieres saber que postura deben llevar tus brazos para estar correctamente colocados te recomendamos que pinches AQUÍ para echar un ojo a nuestro post donde te hablamos sobre la postura básica en la moto